MODELO DE ATENCION

La Aldea es una institución colaboradora de la red de Sename y procura la formación de niños y niñas íntegros, plenos y felices.

El modelo de atención se ancla en un Proyecto Formativo que rescata las convicciones cristianas más profundas que tuvo el Cardenal al crearla: el efecto sanador de los vínculos y el afecto para construir o re-construir en los niños y niñas el apego y la confianza básica para su sano desarrollo, operacionalizado a través de la vida en pequeños grupos con figuras adultas estables que funcionan como “autoridad afectiva”, una comunidad donde aprenden a convivir con otros (vínculos de amistad y compañerismo), y un entorno local al cual integrarse y lograr reconocimiento social.

La Aldea se organiza en 8 casas completamente equipadas para acoger a un máximo de 8 niños y niñas cada una. Cada casa está a cargo de tres Encargadas que funcionan en un sistema de turnos y que son las responsables de los cuidados, protección y afecto que requieren los niños.

 

 

Durante la semana, los niños y niñas van diariamente a los jardines, escuelas y liceos del sector y reciben apoyo pedagógico, atención psicológica y talleres de formación en la misma Aldea. Los fines de semana tienen actividades deportivas y recreativas, tanto dentro como fuera de la Aldea y reciben la visita de sus familias.

Cuando se enferman o requieren tratamientos especializados son atendidos por la red pública de salud, la red de reparación en salud mental de Sename o por la red privada de salud física y mental.

En concordancia con los lineamientos mundiales y de nuestro país, la Aldea busca desarrollar un trabajo focalizado con las familias de origen, dirigido a reconocer y fortalecer aquellas habilidades parentales que aseguren la protección de sus hijos e hijas y posibiliten la reinserción de los niños a sus familias lo más pronto posible.

Llámanos al (35) 2471 664

Encuéntranos en:

Calle El Pastor S/N, El Quisco, V Región