Raúl Silva Henríquez nació en Talca el 27 de setiembre de 1907, hijo de una numerosa familia. Realizó sus estudios primarios en el Liceo Blanco Encalada de los Hermanos de las Escuelas Cristianas de Talca y, posteriormente en el Liceo Alemán de Santiago, de los Padres del Verbo Divino. Se recibió de Bachiller en 1923 y luego ingresó a la Facultad de Derecho de la Universidad Católica de Chile, recibiendo el título de Abogado en diciembre de 1929.

En enero de 1930 ingresó a la Congregación Salesiana. Hizo los estudios de Filosofía en Santiago y los de Teología y Derecho Canónico en Turín (Italia), donde fue ordenado sacerdote el 4 de julio de 1938.

 

De regreso a Chile, desempeñó innumerables cargos en la Congregación Salesiana y para la Iglesia Chilena entre los años 1938 y 1959. El 24 de octubre de 1959 fue nombrado obispo de Valparaíso por el Santo Padre Juan XXIII.

 

El 24 de mayo de 1961 fue nombrado Arzobispo de Santiago y el mismo Papa Juan XXIII lo designó Cardenal de la Santa Madre Iglesia el 19 de marzo de 1962. Habiendo cumplido 75 años, presenta al Papa la renuncia al cargo de Arzobispo de Santiago en 1982 y hace entrega de él a su sucesor Monseñor Francisco Fresno, el 16 de Junio de 1983.

 

El Cardenal Raúl Silva fallece en Santiago el 9 de abril de 1999 y es sepultado en medio del cariño y admiración de todo el pueblo de Chile.

El Dr. Hermann Gmeiner nació el 23 de Junio de 1919 en Vorarlberg - Austria. La guerra de la década del 40 le obliga a dejar los estudios de medicina para incorporarse al ejército de su patria. Terminada la guerra y angustiado por la miseria en que se encontraban multitud de niños que habían perdido a sus padres o sus hogares y deambulaban hambrientos por las calles de las ciudades, tuvo la maravillosa idea de iniciar la obra Aldeas de Niños SOS, hoy repartida por el mundo entero, para darles hogar, sustento y Amor.

El Dr. Gmeiner y el Cardenal Silva unieron sus capacidades y recursos para crear la Aldea de Niños de Punta de Tralca. Desde el comienzo de la construcción de la Aldea en el año 1977, la “SOS Kinderdorf Internacional” aportó la generosa y necesaria ayuda económica para completar la construcción y cubrir las necesidades de la mantención de los niños.

 

De común acuerdo, el año 2000, se dio término a esta colaboración. Sin embargo,la Aldea ha ido desarrollando un proyecto institucional propio e independiente, y ha ido ajustando su modelo de trabajo al contexto actual de la protección de la infancia en nuestro país. 

En la fundación de la Aldea de Niños de Punta de Tralca hay dos personajes especialmente comprometidos:

 

El Cardenal Raúl Silva Henríquez, Arzobispo de Santiago y el Dr.Hermann Gmeiner, fundador de las Aldeas SOS Internacionales originadas en Austria.

Los Fundadores